jueves, febrero 05, 2009

LA MONEDA


En una tarde saliendo en la empresa Product & Envasados S.A.C. Elizabeth se disponía a ir almorzar en el restaurante que se encontraba al frente, antes de llegar encontró a una señora por el camino se le acercó y le pidió que le diera una moneda para su pasaje, ella desconfiaba en todo momento, pero sin embargo la escuchó los motivos porque no tenía, y le contó que desea esa moneda para regresar a casa, que vivía lejos y que volvería por ahí donde trabajaba y ella le entregaría su moneda, le suplicó que confiara en ella.

Estuvo rogándole mucho tiempo porque Elizabeth se negaba a entregarle esa moneda pues ¿por qué tendría que darle a una señora desconocida?, tal vez era para otra cosa y no era justo darle dinero a una persona que tal vez le haría mala utilización. De tanto pedir se acercó su amiga Ivonne y le sugirió que no lo haga porque a veces es para algo malo, es un engaño que hacen a las personas para luego ganarse de mala manera el dinero.

Elizabeth se puso a pensar (Dios mío le doy esa moneda y estaré haciendo bien, pues es una persona desconocida y se preguntó ¿por qué tiene que pedirme a mí? ). Así que decidió darle la moneda

Ivonne: (su amiga un tanto molesta) dijo: No Elizabeth sabes has hecho muy mal no debiste darle, ella no volverá. Así son, tú das dinero y luego se van, lo hará otra vez con otra persona.

Elizabeth: (Pensó) Sabe Dios si vendrá o no, tal vez no pero lo único que te puedo decir que me siento que hice bien.

Paso unos meses y cuando llegó a casa Elizabeth encontró a su hermana llorando y diciendo que había perdido su dinero en el carro y se lo había robado y que caminó mucho y luego encontró a una señora que le dio una moneda.

Elizabeth: De alguna manera me fue devuelta (contando todo lo que paso cuando una señora le pidió una moneda).

Elizabeth: Gracias Dios mío por darme de esa forma la moneda que necesitaba mi hermana, creo que fue un milagro muy bueno. Dios sabe como devolver las cosas que hacemos en el mundo.
Diosaoasis

FIN

6 comentarios:

Nelson Diaz dijo...

Excelente relato, sencillamente excelente, te felicito sinceramente, nos has compartido la magia verdadera que existe el gesto de Dar, y es hacerlo con el corazón, el universo siempre nos devolverá en proporción a aquello que nosotros damos, sembremos amor y recibiremos amor, sembremos buenos actos, y recibiremos bendiciones del universo, que muchas veces llegaran de donde menos imaginemos Muy bueno tu relato.

Carmen dijo...

Buenísimo el relato.

Mi padre siempre me ha dicho que para recibir primero hay que sembrar.

Un besito y feliz fin de semana

Lobo Atento dijo...

Cada uno recoge lo que siembra, o eso dicen.
Precioso cuento.
Saludos!!

Nahuel dijo...

dar es dar! no cuento el vuelto siempre doy más lalala......xD , saludos compañera,, nahuel

sendadelnahuel.blogspot.com

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Diosa...

A quien da de lo que más le hace falta... la vida le devolverá siempre el doble de lo dado.

Por eso tu relato está muy bien llevado y nos damos cuenta de que quien da siempre recibe.

Un abrazo.

lucia dijo...

Hola!!como estas linda!pasa por mi blog.http://lucia1623.blogspot.com/
hay un regalito para vos.
besotes
lucia